Los tipos de interés - Creand
Saltar al contenido

Los tipos de interés

Yo creo que la mayoría, al ver el título, habéis pensado: «Otra vez con los tipos de interés, qué pesados». Efectivamente, hace tantos meses que solo oímos hablar de inflación y tipos de interés, que creo que todos estamos hartos. Ahora bien, muchas veces no sabemos exactamente qué implicaciones tiene todo esto en nuestro día a día y es necesario que lo tengamos claro para tomar las mejores decisiones.

Los bancos centrales están subiendo sus tipos de interés desde hace más de un año. Esto, básicamente, significa que el dinero es más caro. De este modo, quien tenga que pedir dinero, además de devolver lo que le han dejado, también tendrá que generar un rendimiento para el prestador y, con los tipos altos, el que le pedirán será más elevado. Ante esta situación, podemos estar en un lado, en el otro o, incluso, en ambos. Supongamos que necesitamos dinero para comprar un piso y solicitamos una hipoteca al banco. Lo que nos pedirán será un mayor interés, porque el euríbor, la referencia de casi todas las hipotecas, está al nivel más alto de los últimos quince años. Por otro lado, si tenemos unos ahorros, los podremos rentabilizar mejor porque seremos nosotros los que dejaremos ese dinero a un estado o una empresa, a través de productos financieros, y a cambio nos pagarán mucho más que hace un año.

¿Y hasta cuándo debe durar esta situación? ¿Por qué los bancos centrales suben los tipos si esto beneficia solo a quien tiene dinero? La respuesta es más sencilla que placentera. Los bancos centrales tienen como objetivo reducir la inflación y esta es la forma de hacerlo, porque enfría la economía. Siguiendo el ejemplo anterior: quien esté pensando en comprarse un piso, quizás posponga su decisión de compra precisamente porque los tipos están altos. La reducción de la demanda de pisos, en circunstancias normales, debería hacer que los precios bajaran y, consecuentemente, esto frenaría la inflación. De otro lado, quien tenga unos ahorros quizás ahora prefiera dejarlos bien invertidos para que le generen unos rendimientos extra, en lugar de comprar productos que le gustan pero que quizás no necesita, y pospone la decisión para más adelante. De nuevo, la reducción de la demanda de bienes y servicios ayudaría a reducir la inflación. Así pues, que los bancos centrales tengan el precio del dinero disparado responde a la voluntad de que la gente reduzca su consumo. Del mismo modo, cuando es necesario estimular la economía, bajan los tipos para que todos podamos consumir.

Si os acordáis, hace unos meses ya escribí en torno a lo que significaba la inflación y lo que representa para nuestros bolsillos. Al final, la conclusión que sacamos fue que no solo debemos ahorrar, sino también invertir. En el punto donde estamos, creo que es primordial que tengamos presente todo lo que he explicado, porque nos podemos situar en un tercer escenario, como os decía antes: que estemos tanto en un lado como en el otro. Muchos de nosotros nos podemos ver en la situación de estar pagando una hipoteca y tener unos ahorros y, aunque muchas veces lo que nos pasa por la cabeza es quitarnos la carga de la deuda de encima, puede que no sea la decisión más eficaz. ¿Vale realmente la pena quedarse sin ahorros o es preferible que tengamos el dinero invertido y que este rendimiento nos compense lo que tenemos que pagar de más? Si mantenemos unos ahorros bien invertidos, podremos seguir dirigiéndolos hacia el tipo de activo más adecuado con tipos altos o bajos. Por el contrario, si nos deshacemos de ellos, solucionamos un problema a corto plazo y nos quedamos sin margen de maniobra ante un cambio de escenario.

No sabemos hasta cuándo va a durar esto, porque dependemos de la evolución de la situación económica, de la inflación y de los bancos centrales. Ahora bien, considero que es una problemática lo suficientemente importante como para no quedarnos solo con el titular de cada día y entender bien lo que realmente quiere decir. De esta forma, podremos hacer una buena planificación financiera de cara a nuestro futuro.

Artículo publicado en el Diari d’Andorra del 11.10.2023

CreandExperts
CreandValor
Escrito por
Autor post
Robert Sanz
Gestor de Carteras Flexibles y Renta Variable de Creand Crèdit Andorrà